Volkswagen Magazine

Jetta

La dolce vita en el bósforo.

Estambul es la metrópoli más moderna de Turquía. Simge y Ali Erkurt, una pareja de recién casados, nos enseñan sus lugares favoritos de la ciudad y nos explican por qué el nuevo Jetta es el coche ideal para su día a día. Te contamos su historia de amor sobre ruedas.

Texto Ina Brzoska
Fotografía Cem Guenes

Istanbul, our love.

Con Simge y Ali en el nuevo Jetta por su ciudad, Estambul.

Gaviotas revoloteando junto a muelles envueltos en niebla, una suave brisa que sopla sobre el mar y el débil sol de invierno tornando pastel los colores del casco antiguo de Estambul. La ciudad del Bósforo ha amanecido hace solo un par de horas. Delante del mar, carreteras de cuatro carriles anegadas por colas de taxis amarillos y gente corriendo por las aceras camino del trabajo mientras hablan por el móvil o devoran rosquillas de sésamo. Y, de pronto, la voz del almuecín que convoca a los fieles a la oración. Un canto hermosamente tejido se cierne sobre el bullicio de la ciudad como si de un largo suspiro se tratara.

Despierta la ciudad

El entorno habitual en la vida de Ali y Simge Erkurt. La joven pareja turca acaba de mudarse a su primera vivienda en propiedad. El piso está situado en Levent, un moderno y elegante barrio de Estambul. Aquí están en medio del frenético ajetreo de la mañana. El aparcamiento, se sincera Ali, no es cosa fácil en el barrio. Pero ¿qué se le va a hacer?.

 

Ali: Yo soy de Konya, una gran ciudad de Anatolia. A Simge la conocí en Ankara mientras estudiaba en la universidad. Cuando me la presentaron pensé: “Guau, es la típica chica de Estambul: orgullosa, elegante y segura de sí misma. Me llamó la intención desde el primer momento”.

«Somos ruidosos, tempera­mentales e impulsivos. Y eso se refleja en el tráfico».

Simge Erkurt

Simge: A diferencia de Ali, yo sí crecí en esta ciudad. El tráfico intenso forma parte de ella, y creo que refleja bastante bien nuestra mentalidad. Somos ruidosos y temperamentales, a veces incluso demasiado impulsivos. Y eso se nota en la carretera. La ciudad tiene 15 millones de habitantes, todos luchando por hacerse un hueco. Aun así, a la hora de hacer planes de futuro, los dos lo tuvimos claro desde el principio: Estambul era la ciudad a la que queríamos mudarnos. Vivir aquí es un sueño. Nada barato, por cierto. Pero disfrutamos nuestra vida en la ciudad, los buenos restaurantes, las acogedoras vinotecas, también nos gusta ir mucho al cine. Tuve suerte de encontrar un trabajo en tan poco tiempo. Organizo campañas de sostenibilidad para una gran empresa de transportes. Ali y yo trabajamos mucho para podernos permitir vivir aquí. Además de nuestro moderno piso, queríamos comprarnos un coche grande. Un Volkswagen. La marca se ve mucho por la ciudad.

 

Ali: Soy un maniático en cuanto a la estética de los coches. Mi coche tenía que ser un Jetta, y convencí a Simge. Me gusta por detrás: su línea clara, los nuevos faros traseros. El diseño del Jetta causa una impresión excelente, parece un sedán.

Simge: Yo lo que más valoro es la seguridad. Y dentro del Jetta me siento segura. Hay suficientes airbags y, cuando circulamos por callejones oscuros, los faros alumbran tanto que parece de día. El coche tiene incluso un sistema de asistencia para aparcar muy útil en los diminutos espacios libres que encontramos.

Mercados y bazares

¿Qué les gusta hacer a Ali y Simge un día libre entre semana? Lo que más: pasear por alguno de los bulliciosos mercados o bazares. El pescado ocupa el primer puesto de los restaurantes de la ciudad. Los mejores comerciantes se encuentran a orillas del Cuerno de Oro. En los muelles se almacena pescado fresco por kilos. Pulpos, gambas, sardinas y lubinas que se colocan sobre paños verdes y se ponen a la venta en cajas de madera.  

 

Simge: Nos encanta el mercado de pescado de Kadiköy. Merece la pena venir a primera hora de la mañana; los vendedores empiezan a montar sus puestos sobre las cinco. Me encanta cuando se llena de gente, mezclarte entre el gentío y charlar con los pescadores.

Ali: Los vendedores siempre nos dan buenos consejos y recetas. Es ahí cuando se nos ocurre alguna idea para cocinar el pescado en cuestión y mientras tanto negocias mejor el precio. A Simge y a mí nos gusta escuchar las cosas que cuenta la gente. Casi siempre volvemos a casa con demasiado pescado.  

 

Simge: Mi padre pasó mucho tiempo en el mar, era capitán de barco y navegaba por el Bósforo realizando encargos para el Estado. Quizá por eso tengo esa relación tan estrecha con el agua salada. Ali y yo nos relajamos mucho junto al mar, a mí me tranquiliza. Me encanta oír los buques de vapor o los motores de los barcos. Pensar que desde aquí zarpan embarcaciones que van a todos los países es una sensación maravillosa. Nuestro país está situado entre Europa, Asia y los países árabes. Estamos en el punto convergente entre varios mundos y sus influencias se notan en nuestra cultura.

Ali: Tanto Simge como yo creemos que es importante viajar y ver otros países. En Turquía, tradicionalmente, la luna de miel se pasa aquí, en Antalya o el mar de Mármara. A nosotros nos parece muy importante conocer otras culturas. Después de la boda quisimos ir a descubrir las islas griegas. Así que cargamos el maletero del Jetta hasta arriba y nos pusimos en marcha. Primero fuimos a Esmirna, y de allí en ferry hasta el archipiélago de las Cícladas. Estuvimos en Mykonos, Paros y Santorini. La mejor forma de conocer un país es moviéndote libremente. Con el coche podíamos perdernos por los lugares más apartados y poner rumbo a costas más solitarias o pueblecitos remotos. En Santorini ascendimos a la montaña más alta porque las vistas de la isla desde allí son espectaculares. Había muchas carreteras y curvas estrechas, cuánto agradecí las seis marchas del Jetta y lo fácil que entran. En los pequeños pueblecitos de montaña tuvimos la oportunidad de charlar con la simpática gente del lugar. Los griegos se parecen mucho a nosotros. Y también beben raki, un licor de sabor anisado elaborado con uvas pasas.

La noche turca

¿Cómo explicar el estilo de vida turco? En opinión de Ali y Simge, lo mejor es pasarse por el Bazar de las Especias de Eminönü, donde los comerciantes venden sus productos entre muros medievales: especias, telas, té, joyas y bisutería traídos de la India, de los países árabes y del interior de Turquía.

 

Ali: El ambiente es muy animado; por todas partes se negocia y se regatea… y, sobre todo, se prueba. Después de un paseo por el mercado estás llenísimo. Pero también es un poco peligroso porque te terminas volviendo adicto a los dulces para siempre.  

 

Simge: Los turcos comemos demasiada miel y demasiado azúcar; no podemos evitarlo, están tan ricos… En el mercado todo el rato te están dirigiendo la palabra y persuadiéndote para que pruebes sus productos. Los comerciantes saludan a los turistas de todo el mundo en inglés, francés, alemán, árabe... Es genial. Ese es el Estambul que nos encanta.

«La mejor forma de descubrir el estilo de vida turco es adentrarse en alguno de los bulliciosos bazares».

Ali Erkurt

El nuevo Jetta BlueMotion Technology en cifras.

Motores TSI:
77 kW (105 CV); consumo de combustible en l/100 km: 6,3 (ciclo urbano), 4,3 (ciclo interurbano), 5,1 (ciclo combinado); emisiones de CO2 en g/km: 117
92 kW (125 CV); consumo de combustible: 6,9 (ciclo urbano), 4,5 (ciclo interurbano), 5,4 (ciclo combinado); emisiones de CO2: 125
110 kW (150 CV); consumo de combustible: 6,8 (ciclo urbano), 4,4 (ciclo interurbano), 5,3 (ciclo combinado); emisiones de CO2: 123
 

Motores TDI:
81 kW (110 CV); consumo de combustible: 4,9 (ciclo urbano), 3,6 (ciclo interurbano), 4,0 (ciclo combinado); emisiones de CO2: 109
110 kW (150 CV); consumo de combustible: 5,0 (ciclo urbano), 3,8 (ciclo interurbano), 4,2 (ciclo combinado); emisiones de CO2: 120
 

Híbrido:
110 kW (150 CV); consumo de combustible: 4,4 (ciclo urbano), 3,9 (ciclo interurbano), 4,1 (ciclo combinado); emisiones de CO2: 95
 

Dimensiones: 4.659 mm de largo; 1.778 mm de ancho (2.020 con retrovisores exteriores); 1.482 mm de alto.
 

Maletero: 510 l (374 l en el modelo híbrido)
 

Prestaciones de serie más destacadas:
Faros principales de halógeno e intermitentes bajo la cubierta de cristal transparente, calandra con listones negros cromados sobre la rejilla, pomo de la palanca de cambios en cuero, sistema de airbags para los pasajeros de delante y de detrás, incluyendo airbags laterales.